Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional y jefe de la delegación gubernamental que participa en las negociaciones con el ala de la oposición aglutinada en la Plataforma Unitaria, advirtió este martes que si ese sector no cumple con la liberación de los 3.200 millones de dólares acordada en la última ronda de conversaciones, no hay razón alguna para continuar con el diálogo en México.

«Si no se cumple con la devolución al pueblo de Venezuela de los 3.200 millones de dólares que le habían robado, que le habían secuestrado y que habíamos acordado que se devolvieran, pues no hay ninguna razón para continuar un diálogo con gente sin palabra», dijo el político en una intervención ante el Parlamento.

Enfatizó asimismo que la Plataforma Unitaria tiene «la obligación moral, ética y espiritual de cumplir y hacer cumplir esos acuerdos», al tiempo que acusó la administración Biden de amenazar nuevamente a Venezuela «con reimponer las sanciones, con insistir en el bloqueo». «Me tienen harto con la amenazadera», expresó.

Rodríguez recordó que el Acuerdo Social firmado el pasado noviembre en la capital mexicana, contó con la presencia de representantes del Reino de Noruega (facilitador), los Estados Unidos Mexicanos (anfitrión), Países Bajos y Rusia (garantes), así como con el apoyo tácito del gobierno estadounidense, que autorizó a los delegados opositores a dar ese paso.

«Ellos le preguntaron primero, le solicitaron primero autorización a sus dueños del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica», aseguró.

A la víspera, el también diputado y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, denunció que el ala extremista de la oposición no había entregado los recursos porque estaban bajo control estadounidense.

De su parte, el presidente Nicolás Maduro dijo en una entrevista con el periodista español Ignacio Ramonet transmitida el pasado 1 de enero, que Washington estaba imponiendo «trabas» para liberar el dinero del Estado venezolano que retiene ilegalmente.