El Ayuntamiento de Piedras Negras, en Coahuila, México, informó que estiman recibir unos 200 migrantes venezolanos expulsados de Estados Unidos, luego de que se aplicara la nueva normativa estadounidense: el polémico Título 42.

Según declaraciones del secretario del Ayuntamiento, José Hermelo Castillón Martínez, «el reporte que tenemos es que aparentemente van a estar ingresando, o haciendo retornar, alrededor de 200 personas por día, por un periodo de dos o tres semanas según el ejercicio».

En ese sentido, el funcionario precisó que los venezolanos expulsados serán enviados a otros puntos del interior de su país de «forma inmediata» por el Instituto Nacional de Migración.

Para contener la crisis migratoria de venezolanos, Estados Unidos hizo en Piedras Negras las primeras deportaciones correspondientes a este plan, según reseña la web Monitoreamos.

El Gobierno de Joe Biden acordó con México aceptar la entrada de hasta veinticuatro mil migrantes venezolanos por avión. Esto a través de una vía legal similar a la aplicada a los ucranianos. Así como expulsar a aquellos que entren ilegalmente por su frontera sur.

Ante esto, muchos venezolanos alegaron que la nueva medida no debería tomarse en cuenta para quienes están en el país en busca de un mejor futuro.