El desempleo en el Reino Unido cayó al 3,6% a fines de julio, aunque los salarios siguen presionados por la inflación, según datos oficiales publicados este martes por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés).

El desempleo se encuentra en su nivel más bajo desde 1974, según la oficina de estadísticas. En los tres meses hasta final de junio, la tasa de desempleo había sido del 3,8%.

La tasa de empleo en Reino Unido en periodo mayo-julio se situó en el 75,4%, lo que equivale a una caída de dos décimas frente al periodo anterior de tres meses y es todavía 1,1 puntos menor que el trimestre que fue de diciembre de 2019 a febrero de 2020, antes de la pandemia.

En términos absolutos, el número de ocupados alcanzó los 32,746 millones de personas, lo que supone un incremento de 337.000 trabajadores en el último año. Sin embargo, el mercado laboral británico todavía registra 327.000 empleados menos que antes de la pandemia.

Un centro de empleo en Londres (Reino Unido), en una fotografía de archivo. EFE

El número de parados se situó en 1,224 millones de personas, un descenso de 332.000 desempleados respecto a hace un año. En comparación con el trimestre previo a la pandemia, Reino Unido registró 140.000 personas sin trabajo menos.

En los últimos meses, muchos trabajadores recibieron aumentos salariales en el Reino Unido para hacer frente a la inflación, que se encuentra en 10%, su nivel más alto en 40 años.

Sin embargo, los salarios reales, es decir ajustados tras tomar en cuenta los aumentos de precios, cayeron un 2,8% interanual, según la ONS.

(Con información de AFP y Europa Press)