Presidente de Fedecámaras Zulia: Las sanciones no tienen nada que ver con el sueldo

El presidente de Fedecámaras Zulia, Ricardo Acosta, explicó que no tiene ninguna relación el bloqueo económico producto de las sanciones hacia Venezuela, con respecto el pago e incremento de sueldos de los trabajadores venezolanos, según lo aseguró el día de ayer el diputado de la ANC Jesús Farías.

«Con respecto a que si ellos pueden pagar, por bloqueo, por no bloqueo, parece que no tiene ninguna relación con la realidad, no entiendo que tiene que ver el bloqueo con pago de salario, si prácticamente el pago de salario sale más que todo de impuestos», señaló el empresario.

Además aseguró que la razón por la cual el Estado venezolano se quedó sin los recursos para cubrir con estos gastos, se debe a la caída del 85% de la empresa principal que maneja el gobierno, la empresa petrolera.

«Ellos perdieron la capacidad de producir el 85% de lo que se producía hace 10 o 12 años, entonces, los responsables tienen que verse las caras entre ellos mismos y poder asumir eso y no tener que pasarle a la población, a sus empleados del sector público la carga de prácticamente su desequilibrio y su falta de poder mantener a la empresa principal funcionando», mencionó Acosta. «Esa crisis que crearon en la industria petrolera está pasando factura», añadió.

Por su parte, enfatizó que el sector privado tiene años cancelando el sueldo de sus trabajadores, ocho, diez o quince veces por encima de un sueldo mínimo, que es lo que paga el sector público. «Prácticamente nosotros hemos tratado de ocuparnos de nuestro personal, el sector público si ha tenido problemas con esto, la sobre carga en el sector, el mismo desequilibrio económico que generó el mismo gobierno, prácticamente le está pasando factura», dijo el representante zuliano.

Con respecto a la adecuación de salarios y su funcionalidad en el sistema económico nacional, expresó que lo más factible para la economía en cualquier país o en un futuro para la venezolana, es que el ciudadano común pueda cubrir sus necesidades con un solo sueldo. Explicó que es por eso que los estándares de los sueldos se calculan de acuerdo a una familia y no a una sola persona. «Con un sueldo mínimo, una familia debería cubrir sus necesidades básicas, esto es alimentos, vestido, servicios y vivienda, esto es lo que llaman la canasta básica», señaló.

Añadió: «Con un sueldo mínimo en un país medianamente desarrollado, con una economía más o menos estable se cubre esto, esto es lo que queremos para el país, no queremos que si gana más la gente que está en el sector privado o la que está en el sector público».

Acosta aseguró que el sector público ha abarcado más de lo que puede y por ese motivo se ha generado un desequilibrio en las competencias del Estado. «Prácticamente el sector público debe de atender los servicios básicos de la comunidad que son educación, seguridad y servicios públicos. Para el resto, debería haber un sector privado fuerte y poderoso que pudiera surtir y abastecer al país de todos los productos o servicios necesarios para el día a día, eso en un país medianamente desarrollado», enfatizó.

Señaló que en el contexto venezolano no se puede concretar perspectivas sobre cómo deben ser las remuneraciones en ambos sectores de la economía, ya sea privado o público, pues a su criterio las políticas que ha implementado el gobierno desde hace mucho tiempo fracasaron. «Prácticamente condenaron a los trabajadores del sector público a vivir con unos míseros salarios, que no les da para cubrir ni dos, días ni tres días de sus necesidades básicas», afirmó.