El Real Madrid pone un precio «de oferta» a la salida de James Rodríguez

James Rodríguez no tuvo el rendimiento esperado por el Real Madrid cuando fue fichado tras el Mundial de Brasil 2014, luego de una gran actuación con la selección de Colombia, por lo que la directiva, encabezada por Florentino Pérez, está buscando la salida del cucuteño.

Esta temporada solo jugó 14 partidos, ocho por liga española, cuatro en Copa del Rey y uno en Champions League, por lo que el colombiano está en la rampa de salida con un precio excesivamente bajo.

Sus pocos minutos hacen que el ex Mónaco sea el jugador merengue, junto a Jovic, con más números para salir. Incluso, en los últimos partidos de LaLiga, el colombiano pidió no ser convocado por Zidane.

De acuerdo con el programa El Chiringuito, el Madrid tasó a James en 15 millones de euros, una quinta parte de los casi 80 millones que pagaron los blancos en 2014.

Por su parte, el diario The Sun indicó que el precio del mediocampista cafetero ronda los 40 millones de euros, la mitad de lo desembolsado al Mónaco.

De esta manera, el precio que exigen los merengues para dejarlo salir rondaría los 30 millones de euros, toda una «ganga» para los grandes del fútbol europeo.

Aunque lo exigido por el Real Madrid es bajo para los precios que rondan el mercado de fichajes, la gran piedra en el camino de los equipos interesados es el alto salario de Rodríguez, quien cobra cerca de ocho millones anuales.

El Chiringuito afirmó hace un par de semanas que Benfica, Inter, Manchester United y Milan son los cuatro equipos que estaban interesados por el colombiano.

El Diario Marca de España, aseguró que el conjunto portugués desistió en la carrera por James, debido a su salario. La pandemia del coronavirus dejó tocados económicamente a los equipos y el Benfica es uno de ellos.

Asimismo, el rotativo español explica que los otros tres también pueden abandonar el barco si el oriundo de Cúcuta no se rebaja el sueldo.

El Real Madrid necesita con urgencia vender a James en este mercado de pases ya que su contrato finaliza en 2021, por lo que de no venderlo ahora, el jugador se iría libre y sin dejar ingresos en el equipo de la capital española.