La gente no será vacunada contra el COVID-19 antes «de la primera parte de 2021», advierte la OMS

El director general adjunto de Emergencias de la OMS, Mike Ryan, anunció que el tiempo que requieren las investigaciones y precauciones para llegar a la vacuna para el COVID-19 hace que, por ahora, la anhelada de ser una realidad.

Según el representante, la gente no empezará a ser vacunada antes «de la primera parte de 2021».

«Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. No importa cuanto intentemos acelerar el proceso, tenemos que estar seguros de que una vacuna es segura y efectiva, y esto toma su propio tiempo», dijo.

Ryan detalló que se podrán presentar demoras pero la organización no escatimará en los detalles:

«Estamos apurando las cosas todo lo que se puede, pero esto no significa bajo ninguna circunstancias que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad».

Pero esa no fue el único anuncio que no cayó bien en la comunidad, pues también se informó que no hay que tener expectativas exageradas y mucho menos creer que la vacuna será una solución absoluta.

Lo que más resonó entre quienes escucharon el mensaje de primera mano es que Ryan recordó que ninguna vacuna es 100 % efectiva, como es el caso de la que existe contra el sarampión y que es considerada entre las que tienen mayor efectividad, que en este caso llega al 95 %.

Otro aspecto a tomar en cuenta será la duración de la inmunización que ofrezca la vacuna.

La organización ha recibido la confirmación de 14,73 millones de casos de coronavirus en el mundo, de los cuales 169.013 corresponden a las últimas 24 horas.

Los fallecidos por esta nueva enfermedad son 611.284, lo que supone 3.503 más que en la víspera.

Desde la OMS también detallaron que es posible asistir a eventos masivos si se mantiene una distancia prudente, tapabocas y lavado de manos constante.

Por otro lado, Ryan les pidió a los jovenes que no se dejen llevar por la idea de que el virus solo les causará síntomas leves.

«Al pulmón le toma bastante tiempo volver a su capacidad normal y en algunas casos también el sistema cardiovascular queda afectado», aseveró Ryan.