PAUSA: el disco sorpresa de Ricky Martin

Ricky Martin sorprendió este jueves a sus millones de seguidores al lanzar sin previo anuncio un EP titulado PAUSA en todas las plataformas digitales, en el que colaboran artistas como Sting, Bad Bunny o Diego «El Cigala», entre otros.

«El momento en el que recibí las canciones masterizadas sentí que no quería seguir el proceso tradicional de lanzar un álbum, es decir, esperar semanas y hacer una gran promoción alrededor de eso», dijo el puertorriqueño en un comunicado.

Por primera vez «en mi carrera, quise entregarlo así y que el factor sorpresa hiciera su magia. Lo que van a encontrar en este EP es transparencia, pureza, romanticismo, nostalgia y mucha vida», expresó Martin sobre PAUSA.

Mostrando su lado más vulnerable e introspectivo y sin encasillarse en ningún género musical, Ricky Martin encontró la inspiración en sus emociones y en las experiencias vividas en los últimos meses de pandemia por el coronavirus para crear PAUSA. «Fui bien honesto y transparente», dijo el cantante.

En el EP, Martin une su voz con las de otras grandes estrellas de la música, como son Sting, Residente, Bad Bunny, Diego El Cigala, Pedro Capó y Carla Morrison.

Desde el lanzamiento de los dos primeros sencillos de este EP, los éxitos «Cántalo» (con Residente y Bad Bunny), y «Tiburones» (versión original), se ha reflejado un sonido y un sentido distinto en la composición de Ricky Martin.

La producción del EP estuvo a cargo de Martin junto con Julio Reyes Copello, Montana, Raul Refree, Residente y Alejandro Jiménez, mientras que sus colaboradores son Residente, Bad Bunny, Pedro Capo, Carla Morrison, Sting, Beatriz Luengo, Yotuel, Danay Suárez, Ender Thomas, Pablo Preciado, Alejandro Jiménez y Rec 808 Second Tier.

El trabajo tendrá una segunda parte titulada PLAY, enfocada en temas más rítmicos, de la que ofrecerá más detalles próximamente.

Junto con el lanzamiento de PAUSA, la Fundación Ricky Martin comenzó la segunda fase de sus esfuerzos de ayuda humanitaria, enfocada en ayudar a las comunidades vulnerables en Puerto Rico y República Dominicana que están en alto riesgo ante el COVID-19 y desastres naturales.