Coronavirus: el sur de la Florida entró en la Fase 2 del desconfinamiento

Con el visto bueno del gobernador de Florida, Ron de Santis, los condados de Miami-Dade y Broward entraron este lunes en la segunda fase de reapertura.

El promedio de casos positivos de COVID-19 de los últimos catorce días es de 5,63 por ciento para Miami-Dade, con un número de contagiados ayer de 240 personas –prácticamente la mitad de lo que se reportaba dos semanas atrás- y el reporte de fallecidos diarios fue de 12 personas –el más bajo desde junio-.

Con esto números, el alcalde Carlos Giménez y su colega en Broward, Dale Holeness, dieron el visto bueno para pasar a la siguiente fase de reapertura.

¿En qué consiste la Fase 2?

Los centros de entretenimiento bajo techo, como salas de conciertos, cines o teatros, pueden abrir al 50 por ciento de su capacidad. Si bien la nueva regla entra en vigor este lunes, se espera que a la mayoría de estos establecimientos les tome varios días adaptarse a la nueva realidad. Las nuevas exigencias además indican que deberán ofrecerle a los visitantes acceso a sitios con lavamanos o estaciones de desinfección, similar a lo que están haciendo los restaurantes.

Los locales comerciales de todo tipo, gimnasios, salones de belleza y restaurantes van a poder trabajar con una capacidad interior del 75 por ciento, hasta ahora era del 50 por ciento. El resto de las reglas, como el uso de máscaras, se mantienen en pie.

Los negocios y restaurantes aumentarán sus actividades

Todavía se mantendrá el toque de queda por las noches, pero será a partir de las 11 de la noche y hasta las 6 de la mañana, y no desde las 10 de la noche como hasta ahora.

Los bares y las discotecas permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

Los establecimientos escolares podrán abrir las clases presenciales. Esto no quiere decir que las escuelas públicas vuelvan a dar clases en los colegios ya mismo, sino que tienen la posibilidad de hacerlo. El próximo 22 de septiembre habrá una reunión de la Junta Escolar de Miami-Dade donde se va a decidir el futuro de las escuelas. Todo parecería indicar que las niños volverían a las aulas a partir de octubre. Al menos aquellos niños cuyos padres decidan mandarlos a clase. La opción virtual se espera que se mantenga.

Sin dar una fecha concreta, el condado de Miami-Dade anunció también que en los próximos días piensan reabrir atracciones como el zoológico o Jungle Island. En Broward, cuyos números de contagios son aún más bajos, el alcalde aseguró que muy pronto llegarán nuevas flexibilizaciones.

Por el momento los bares permanecerán cerrados

Dentro de las nuevas normas surgen dudas. Por ejemplo, se supone que algunas industrias como las de los eventos podrían volver a operar. Se espera que se puedan empezar a celebrar casamientos al cincuenta por ciento de la capacidad del sitio escogido para la celebración, aunque no hubo un anuncio concreto al respecto.

La mayor polémica de las nuevas reglas la desató la decisión de no permitir que reabran los bares. Un grupo de dueños de bares protestó este lunes en las calles del sur de la Florida por considerar arbitrario que no les permitan trabajar. Algunos políticos locales dijeron entender el reclamo.

“En lo personal estoy hablando con comerciantes del área para tratar de encontrar un modo de que reabran de manera segura. Creo que si los restaurantes pueden operar, quizás pudiéramos llegar a un acuerdo con los bares para que trabajen sólo con sus clientes sentados en mesas, py asî mantener la distancia social”, decía ante la prensa el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, quien no tiene la habilidad de ordenar la apertura de bares a menos que el condado de Miami-Dade lo autorice.

La orden de usar máscaras en todo momento se mantiene en pie. Quien no lleve una máscara tapabocas puesta mientras esté en la calle o en un comercio, se enfrenta a pagar una multa de por lo menos 100 dólares.